Buscar en el blog

martes, 19 de octubre de 2010

Para variar, otra "discreta" asociación entre la NARCO-PRENSA.

.
.
Primero PROCESO, ahora El diario de Ciudad Juárez, despues…


Es clásico de los manipuladores medios de comunicación que coincidencialmente, si ocurre la muerte de algún colaborador, es curioso que sea únicamente en esas ocasiones, cuando los medios de comunicación PROTESTEN por la violencia, exigiendo “ahora si” resultados “concretos” a los funcionarios públicos, haciendo reportajes para además de escándalo exagerar las virtudes y bondades del fallecido, auto-presentándose como muy “lastimados” por la violencia del país, etc.

Digo coincidencial, porque nada más muere un periodista y ahí es cuando curiosamente ya no hacen un simple recuento de muertos HABITUAL, ni informan la noticia con los regulares títulos de “un periodista muere en balacera” de la nota roja NO, para nada, ahí es portada y de

“!!!!! TRÁGICO, MATARÓN A NUESTRO GRAN COMPAÑERO-PERIODISTA-COMUNICADOR-INFORMADOR-REPORTERO-CORRESPONSAL-SANTO PAQUITO !!!!! (ó Toñito, ó Memito, ó Carlitos, etc.)

Ahí es cuando hacen todo un drama, en la que prácticamente si un periodista muere es casi casi una tragedia nacional.

Es ahí cuando nos dicen hasta el cansancio y de manera lacrimógena que los periodistas son la “filantropía” misma, reciclando el ya desgastado discurso de que todo lo que hacen lo hacen por el bienestar del pueblo al cumplir una “labor social”, discurso contrastado (obvio) con 2 o 3 inserciones publicitarias, las cuales asumo, son meramente para fines “altruistas”.


También es muy común que en esas ocasiones a los COMERCIANTES de la comunicación, se les “olvide” que lo que hacen, lo hacen por DINERO (conocido también como salario ó sueldo), y que los PERIODICOS son simples NEGOCIOS editoriales más, donde el día que las ventas “altruistas” del periódico dejen de ser negocio, ese día dejan de hacer su “labor social” de informar, así de simple.

Y disculpen ustedes la desconfianza, pero, me consta de como los medios de comunicación son expertos “alquimistas” al convertir las tragedias ajenas en jugosas ganancias, explotando al máximo el morbo popular obteniendo el mayor provecho financiero.

En el caso que sigue, lo que yo veo es que de manera trágico-sentimental, un periódico hace una invitación de negocios a los narcotraficantes, disfrazándola de “tregua”, la coartada es simple.

Se hacen los “dolidos” y piden una “tregua” ofreciendo la “disponibilidad” de publicar o censurar información a los narcotraficantes mediante “invitación-editorial” pública, al momento se genera el escándalo, hay polémica, hay condenas y hay debate, pero después de un tiempo (eh ahí el dilema del misterio) ya no sabemos si los narcotraficantes finalmente aceptaron la “tregua” o no.

Por lo que no hay manera de saber si el periódico esta informando bajo “acuerdo” o bajo “amenaza” de los narcotraficantes y si es el caso, tampoco sabemos que grupo criminal es el que resultó beneficiado con la “tregua”, ni mucho menos saber cual fue el co$$$$$$$$to de ésta.

Por que también puede resultar “coincidencial” que después de un tiempo, la mayor parte de los crímenes publicados en el periódico sean cometidos en su mayoría por un solo grupo, con lo que se puede intuir, que algún grupo criminal simple y sencillamente “dejo de portarse mal”.

Intrigándome la duda, voy a tener que opinar asumiendo (sin conceder) que el periódico en cuestión, simplemente escribió un intestinal mensaje editorial, esta es la historia:
.
Resulta que un fotógrafo colaborador de un periódico local de Ciudad Juárez, murió a causa de una balacera a plena luz del día en un centro comercial, como era de esperarse y como ya es clásico de los periódicos hacer escandalo El diario de Ciudad Juárez, el Domingo 19 de septiembre de 2010 publicó un lamentable editorial el cual causo polémica en diversos medios de comunicación de todo el mundo, al proponer una original “tregua” a los narcotraficantes.

 
Entre sus líneas se leía:

Señores de las diferentes organizaciones que se disputan la plaza…, Hacemos de su conocimiento que somos comunicadores, no adivinos. Por tanto, como trabajadores de la información queremos que nos expliquen qué es lo que quieren de nosotros, qué es lo que pretenden que publiquemos o dejemos de publicar, para saber a qué atenernos…,

Ustedes son, en estos momentos, las autoridades de facto en esta ciudad, porque los mandos instituidos legalmente no han podido hacer nada para impedir que nuestros compañeros sigan cayendo, a pesar de que reiteradamente se los hemos exigido...

Se trata de una tregua para con quienes han impuesto la fuerza de su ley en esta ciudad, con tal de que respeten la vida de quienes nos dedicamos al oficio de informar..."

El diario de Ciudad Juárez finalizó su editorial (oferta) con la oración:

¿Qué quieren de nosotros, como comunicadores?



El diario de Ciudad Juárez, llego al extremo ridículo de proponer un trato comercial a los narcotraficantes, ofreciéndoles sus servicios editoriales (de publicación o de auto-censura) a cambio de inmunidad, bajo la excusa de que el gobierno es incompetente.

Además de cometer la barbaridad de conferirles el status de “gobernantes” a los criminales, justificando su babosada con:

“porque los mandos instituidos legalmente no han podido hacer nada”

El diario de Ciudad Juárez al parecer preferiría cumplirle los caprichitos a los “gobernantes” de facto, SOLAMENTE por la incompetencia de los gobiernos legítimos.

Reconociendo además que los otros “gobernantes” en materia de seguridad pública “si van a hacer algo” pues (todo fuera como eso) solo es cuestión de comprenderlos y “tratarlos bien”.

Lo cual también me lleva a (mal) pensar que el diario este planeando incluir publicidad “gubernamental” de facto en sus páginas.

Esta interesante, quizás las radioemisoras seguirían los pasos de El diario de Ciudad Juárez, e inicien sus transmisiones con algún narcocorrido llamado himno nacional de facto y los domingos transmitan la hora nacional de facto.

Esta postura del periódico me resulta muy similar al de la policía judía durante el holocausto, en la que judíos traidores autonombrados “especiales” con tal de que les perdonaran la vida, se subyugaban a las órdenes de los alemanes nazis para cumplir con su función “patriota” de asesinar a los judíos “regulares”.



 
 
Utilizando la lógica irracional de El diario de Ciudad Juárez, veamos las consecuencias implícitas de su mensaje:


1.- Es bien sabido, por el mismo diario, que en ciudad Juárez, los perversos criminales ahora extorsionan a colonias completas, tocando de puerta en puerta y pidiendo dinero a cambio de “protección” a los vecinos, esto definitivamente es una barbaridad, de la cual los ciudadanos se encuentran impotentes e indefensos.

Ahora, imagínense el sentir de esos colonos al ver que el periódico “altruista” de la ciudad le dice a “los gobernantes” de facto:


"Publicamos lo que ustedes quieran o dejaremos de publicar todo lo que ustedes NO quieran que se sepa, a cambio de inmunidad, nosotros los “altruistas” periodistas, somos seres "especiales" y mucho mejores personas que los taxistas, taqueros, soldados, policías y niños que diariamente mueren por su culpa, por eso les venimos a decir de manera cínica y públicamente que nosotros nos merecemos un trato especial, así que por favor NO nos molesten a nosotros.

Las sociedades modernas normalmente y por el bienestar de la comunidad NO negocian ni hacen trueque con los criminales, sin embargo, aquí a nosotros nos importan un bledo los demás, ahí que se rasquen ellos con sus propias uñas, aquí nosotros les damos las nalgas, les damos dinero (o publicidad que es mejor) imprimimos narcocorridos, narcopoesias, narcoentrevistas hechas en el mismo infierno o lo que ustedes quieran, pero por favor, a nosotros los periodistas denos el privilegio de seguir haciendo NEGOCIO$$$$$$ en paz."


¿Cómo ven?

¿Qué quieren de nosotros, como comunicadores?


Ahora, imagínense por un momento que un grupo de policías compran (por que no los regalan) en algún periódico “filántropo” de la ciudad un aviso clasificado que dijera:

“Señores de las diferentes organizaciones que se disputan la plaza…, Hacemos de su conocimiento que somos policías, no adivinos. Y como el que no habla Dios no lo oye, por lo tanto, como trabajadores de la seguridad pública queremos que nos hablen para decirnos qué es lo que quieren de nosotros, por cuales colonias pretenden que patrullemos o dejemos de patrullar, a quien quieren que arrestemos o dejemos de molestar para saber a qué atenernos.

Ustedes son, en estos momentos, las autoridades de facto en esta ciudad, porque los mandos instituidos legalmente no han podido hacer nada para darnos mejores prestaciones, mejor equipo, contratar más personal e impedir que nuestros compañeros sigan cayendo en el ejercicio de su deber, a pesar de que reiteradamente se los hemos exigido, si ustedes gustan podemos ser sus policías de facto, con tal de que no nos maten.”


¿Qué quieren de nosotros, como policías?

 
Ahora, imagínense a los soldados, a los bomberos, a los doctores de los hospitales, a los maestros de las escuelas, a los restauranteros, a los artistas, etc., con mensajes similares.

Ahora


¿apoyaría usted el comportamiento de los policías, con la misma benevolencia con la que usted apoya el comportamiento de los periodistas?


¿verdad, que si fueran los policías los que firmaran el editorial, sería otra nuestra opinión?


¿verdad que si los policías ofrecieran sus servicios a los narcotraficantes, lo primero que les diríamos sería TRAIDORES CORRUPTOS?

Ahora

¿Cuál es la diferencia (como para juzgar diferente) entre los periodistas y los policías?





2.- En otro párrafo del citado editorial se lee lo siguiente:

“Hasta en la guerra hay reglas. Y en cualquier conflagración existen protocolos o garantías hacia los bandos en conflicto, para salvaguardar la integridad de los periodistas que las cubren.”

Yo no sé quien habrá sido el “intelectual” de El diario de Ciudad Juárez que escribió lo anterior y que supone que existe una guerra donde los criminales de la ciudad pertenecen al bando de los criminales "elite" que cuentan con algún manual de carreño.

Como para que les pida a éstos que sigan un “protocolo” de buenos modales con las que de manera apropiada brinden “garantías” y acaten las “reglas” al momento de cometer sus crímenes, suponiendo de manera nostálgica sentimentaloide que la convención de Ginebra aplica a los criminales y que todavía se crea que estos las deben de acatar muy en serio cuando se trate de los siempre “especiales” periodistas.

Aunque pensándolo bien, no estaría tan mala esa idea, pues si todos los ciudadanos fuéramos periodistas, significaría que no habría crimen en el país, aunque estuviéramos en guerra con otros países, así ¿para qué? queremos soldados, si lo único que ocupamos es hacernos periodistas.





3.- En el citado editorial, El diario de Ciudad Juárez incluyó otros delirios como:

“Los periodistas también fueron arrastrados a esta lucha sin control, sin que el presidente pensara en aquel compromiso proferido en la sala de juntas de El Diario, porque los trabajadores de los medios han sido amenazados, han realizado investigaciones sobre el crimen organizado y han estado en medio de esta guerra como testigos privilegiados a la vez que intimidados, pero aun así nunca recibieron de su gobierno los “mecanismos de protección especial” que subrayó como indispensables.”

¿Por qué? si El diario de Ciudad Juárez, documenta todo el tiempo que el gobierno tiene deficiencias enormes para garantizar la seguridad de la población civil en todo el país y muy en particular en Ciudad Juárez.

¿Qué les hace pensar que el gobierno dejara de ser incompetente para brindarles los “mecanismos de protección especial” a los periodistas?

Eso es como reprocharle al gobierno, que no haya tenido suficientes policías en todas las iglesias, en todas las escuelas, en todos los hospitales, en todos los bancos, en todos los centros comerciales, en todas las oficinas, en todas las colonias, en todas las ciudades y que además se le haya olvidado al muy irresponsable no haber protegido a los siempre “especiales” periodistas.

Me explico mejor, si ven que existe una carencia en todo el país de mecanismos de seguridad eficientes y que el gobierno tiene un desorden.

¿Qué les hace pensar, que el gobierno si tiene los mecanismos suficientes para proteger a los periodistas?

Y a todo esto, cuando dicen:

“Se trata de una tregua para con quienes han impuesto la fuerza de su ley en esta ciudad, con tal de que respeten la vida de quienes nos dedicamos al oficio de informar.”



¿Por qué los periodistas se sienten más importantes que el resto de la población como para exigirle una “protección especial” al gobierno, siendo que todos los ciudadanos merecemos la igualdad de beneficios, en especial si se trata de seguridad?


¿por qué además de exigirle “protección especial” al gobierno, también tienen el cinismo de pedírsela al “gobierno” de facto?

¿no se les hace una actitud incongruente-traicionera? (hayyy, aquellos no me protegen de ti, mejor protegeme tú)


¿Qué les hace creer a los periodistas, que ellos son seres "especiales" como para negociar treguas exclusivas con los criminales, sabiendo que la población entera necesita seguridad?

Detestable, saber que le pides al asesino de tus vecinos, que a ti te “respete” la vida nada más por que tú tienes la “virtud” de ser periodista.

Francamente, esa actitud me hace pensar en la similitud que tendrían con un sepulturero que pide le perdonen la vida, para poder cumplir con su “labor social” de seguir enterrando a todos los muertos y así no apeste la ciudad, ustedes saben, cuestión de salud pública.

En este caso, los periodistas imploran (nada más) por su vida para continuar con su “labor social” de hacer el “recuento” de los muertos generados por sus “gobernantes” de facto.

Que vergüenza de periodistas.



Por cierto, hablando de vergüenzas, recordé que hace tiempo le comentaba en mi entrada:



Como de una manera por demás decepcionante el gran periodista mexicano Julio Scherer García, en complicidad con la revista PROCESO sentaba un precedente además de vergonzoso, lamentable para el periodismo en México, al servirle de publicista, con amarillismo seudopoético a uno de los criminales fugitivos más buscados de México, como lo es Ismael “El Mayo” Zambada.

 
 

En la que de manera explicita Julio Scherer García, la revista PROCESO y un grupúsculo de periodistas "barberos", le dejaron muy claro su mensaje (comercial) al público que es:

De ahora en adelante, a cualquier criminal que lo solicite, se le brindaran todas las entrevistas a domicilio que pidan, estamos dispuestos a ir hasta el mismo infierno, si se requiere.

Por cierto que en aquella “entrevista”, PROCESO nos dio una sutil e implícita primicia, al insinuarnos que en el futuro, Julio Scherer iba a publicar la entrevista “de a deveras” con el Mayo Zambada, pues ese encuentro era el simple “rompehielo”, de hecho, como bonus, nos dejo entrever, que era muy posible que “El chapo Guzman” también hiciera acto de presencia y brindara una entrevista exclusiva a don Julio Scherer, todo eso posible, con la ayuda, gestión y cabildeo del ahora ya su nuevo cliente (o cuate, vaya usted a saber) el “Mayo” Zambada.



Y nada más para recordar, veamos nuevamente lo que sería la circular publicitaria de los nuevos servicios de PROCESO, el de las:



ENTREVISTAS IMPRESIONA-BOBOS CON LA FIGURA DE JULIO SCHERER.




A Osama Bin Laden y su grupo terrorista Al-qaeda, al grupo terrorista vasco ETA, a sendero luminoso, a las FARCS, Amigo narcotraficante, Amigo secuestrador, Amigo terrorista, Amigo genocida, Amigo violador, Amigo estafador, Amigo paramilitar, y en general cualquier persona considerada jurídicamente criminal, total todos son iguales:


P R E S E N T E S


Porque sabemos de las restricciones tan limitadas de comunicación que los incompetentes y corruptos gobiernos tienen sobre ustedes.


Porque sabemos de la constante difamación injusta que éste ejerce sobre ustedes al colgarles delitos y muertitos ajenos.


Porque sabemos lo angustiante y deprimente que es ser señalado injustamente como algo que no son.


Porque sabemos que ustedes antes de ser criminales son seres humanos y por lo tanto también tienen sentimientos.


Porque sabemos lo perjudicial que resulta la publicidad adversa de sus enemigos.


Porque sabemos que los medios de comunicación por disposición oficial no les brindan ningún espacio donde ustedes puedan libremente proponer tregua$$$ a sus enemigos.


Porque sabemos de la importancia que implica ser figura pública famosa y no dejar algún legado público para recordar.


Por eso y por muchas razones más la agencia mexicana de información APRO a través de la revista PROCESO se complace en ofrecerles a todos ustedes nuestros nuevos servicios de publicidad.


Publicidad que puede usted obtener de manera gratuita en 3 simples pasos:


1.- Usted se pone en contacto con nosotros.


2.- Nos manifiesta que quiere “conversar”.


3.- Nosotros vamos y todos los gastos por concepto de viáticos, corren por nuestra cuenta (imagínense el escándalo que se haría si aceptáramos “propinas” o gastos de recuperación por parte de nuestros clientes).


4.- Es todo, así de simple y sencillo, en 3 simples pasos le regalamos a usted publicidad.






Olvídese de tener que hacer narcomantas, contratar periodistas corruptos, secuestrar periodistas, derribar aviones o edificios para obtener servicios de mensajería, esas practicas son del pasado.


Despreocúpese si usted vive por debajo del mar, en el centro de la tierra, en la cúspide de las grandes montañas, en la sierra, en la selva, el desierto, al otro lado del mundo o el mismísimo infierno, donde quiera que usted se encuentre ahí nos dirigiremos y como le dijimos anteriormente de manera gratuita para usted.


Así es amigos, no le vamos a pedir ningún solo centavo,  además le ofrecemos absoluta discreción, pues nuestro trabajo “periodístico” (llamémosle así, al cabo usted ya sabe a que me refiero) lo haremos en el mayor de los sigilos, y bajo la exigencia de reserva absoluta.


Pues vamos a ir, contaremos las circunstancias y pormenores del viaje, pero no dejaremos indicios que lleven a sus persecutores hasta su guarida. Porque a toda costa vamos a evitar los datos que puedan convertirnos en sus delatores.


De hecho, cada vez que aplicamos nuestra política de privacidad, siempre nos acordamos de Octavio Paz quien enfático decía:


“Hasta el último latido del corazón, una vida puede rodar para siempre.”






La publicidad la presentaremos en un formato de crónica, pero al público le diremos que es una “entrevista”, por lo que usted no debe preocuparse por contestar alguna pregunta, recuerde que simplemente vamos a conversar, ya posteriormente de lo que recordemos publicaremos únicamente lo que usted quiera decir y al público le diremos que recreamos la atmósfera del suceso y su verdad esencial, y si resulta ser breve su mensaje le incluiremos basura literaria de relleno con anécdotas acerca de la comida, del paisaje, del taxista, de la fonda grata con música a un razonable volumen, del agua de la regadera, del lavamanos con cuatro botellas de Bonafont y un jabón usado, etc..


Recuerde que lo principal aquí no es hacer estrepito amarillista, ni de crear una afrenta directa a modo de desquite contra el gobierno por dejar de comprar publicidad en nuestro espacio, no, no, no, ¿cómo cree usted eso?, de lo que se trata aquí es de cumplir con nuestra labor social, y pues como técnicamente los criminales son “la otra cara de la moneda” tenemos la “obligación” de promocionarlos, además recuerden que “los villanos suelen ser los más interesantes” de la sociedad, por eso les estamos ofreciendo publicidad gratuita, pero no crean ustedes que les vamos a otorgar la clásica publicidad que ofrecen los periódicos regulares en la sección de clasificados, escribiendo algunas cuantas líneas, Nooooooo.


Aquí con nosotros, les vamos a tomar una fotografía (inclusive les asesoraremos, para que proyecten toda su personalidad en la foto) y la publicaremos en portada, así es amigos leyeron ustedes bien, serán la noticia principal y aparecerán en portada en una revista de circulación nacional.


Vamos que espera, ya no necesita estar en el olvido, mientras siga teniendo a los amigos PROCESO de su lado, usted siempre generará “polémica”.

FIN




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada