Buscar en el blog

lunes, 31 de enero de 2011

EXPO (ESTAFA) CÓSMICA 2011, La charlataneria como atractivo turistico.

.
.
Hace unos días estaba escuchando en el show conducido por el locutor favorito de los charlatanes (Mario Alberto) la invitación para que las personas que vivimos en la región Tijuana-San Diego asistamos a una vulgar feria de ESTAFADORES llamado:


Expo conciencia cósmica 2011 Rosarito Beach





 La cual según la página web de la expo se llevara a cabo los días:




 Y en el que según el programa habrá “magnas” y “magistrales” conferencias, las cuales en el léxico de los charlatanes significan que son “muy importantes” como para simplemente llamarles conferencia.





Otro “magno” evento que se aproxima en Tijuana y que es organizado por el mismo club de charlatanes es la “semana” de la exopolitica, donde los charlatanes de ovnis, NUEVAMENTE vendrán a revelar (léase: reciclar) secretos ultra-súper-recontra “ocultos”, donde a pesar de las miles de conferencias que han dado sobre el tema por años, parece ser que aun siguen siendo temas “secretos” y peor aún, siguen estando “ocultos”.




La palabrita “exopolítica”, según los himbeztigadores de ovnis es una rama de la política (o sea, según ellos es toda una “ciencia”) que estudia las relaciones entre los humanos y los extraterrestres, por lo que un embajador para extraterrestres, sería un funcionario “exopolítico”.

Todo esto claro es imaginario, pues, todavía hasta la fecha NO EXISTE NINGUNA SOLA EVIDENCIA científica que demuestre la existencia de alienígenas. Por lo que la exopolítica, es una pseudo-ciencia más, simple ciencia-FICCIÓN.




Según la tradicional letanía conspiranoica de los embusteros de ovnis, nadie ha encontrado esa evidencia porque los gobiernos han hecho conspiraciones bastante eficientes contra los pueblos para ocultarla.

Aunque no me queda claro, como es que si los gobiernos ocultan de manera “eficiente” esa evidencia, estos charlatanes han podido obtenerla como para que todavía se pongan a exhibirla al público por años en “magnas” conferencias sin que los gobiernos los hayan ya encarcelado por revelar la supuesta información “oculta”.



Por cierto, no sé cómo estará estructurado el calendario de los charlatanes, pero una semana NO es lo mismo que 3 días (de “exopolítica”).

 
 
 
 
 
Además de la congregación de embusteros alienígenas, el cinismo de la charlatanería alcanza niveles peligrosos con la oferta de terapias, métodos “innovadores”, amuletos y “medicinas alternativas”.

Vean parte de sus magnas conferencias “medicinales” que ofrecen en esta edición :

 
 
 
Creo que esta es un gran ocasión para citar algunas palabras del periodista científico Mauricio José Schwarz, quien en más de una ocasión ya les ha dedicado unas cuantas páginas a estos CRIMINALES pseudo-medicinales en su blog el retorno de los charlatanes.

Por lo que de manera local he adaptado las sabias palabras de don Mauricio para dedicarselas a aquellas personas que tenían planeado asistir a la expo (estafa) cósmica 2011. 

Si pueden NO vayan y si van pues no se dejen impresionar, ni se sientan atraídos por las distintas “terapias” o métodos de “sanación” que les van a ofrecer, aquí tienen una breve explicación del porque:

Características de las ESTAFAS pseudo-medicinales

Ustedes (los estafadores) para atender pacientes, recetar remedios y cobrar sin responsabilizarse por posibles daños a los pacientes, sólo les basta afirmar, sin más bases que el deseo de hacerlo, que ustedes se dedican a las "medicinas alternativas" como las siguientes:

homeopatía, acupuntura, flores de Bach, sales de Schüssler, quiropráctica, naturismo, hipnoterapia, ayurveda, reiki, qi-gong, herbolaria tradicional, medicina china, fitoterapia, imposición de manos, medicina cuántica (o "quántica"), energética, magnetoterapia, cristaloterapia, hidroterapia del colon, chamanismo, apiterapia, iridología, holística, taquiónica, psiónica, reflexoterapia, auriculoterapia, cromoterapia, biorresonancia, biomagnética, radiestésica, piramidoterapia, gemoterapia, shiatsu, aromaterapia, do-in, kinesiología, macrobiótica, Si Jun Zi Tang, terapia neural, moxibustión, antroposófica, musicoterapia, sofrología, Faldenkrais y literalmente cientos más.



Todas estas prácticas tienen en común ciertos elementos que deberían, supone uno, preocupar a los responsables políticos de la salud y el bienestar de sus gobernados:

1. Ninguna tiene ninguna validación científicamente sólida de sus postulados, ni en el laboratorio ni en las pruebas clínicas que se exigen a todo medicamento o dispositivo médico genuinos.

2. Ninguna cuenta, por lo mismo, con estudios sólidos sobre sus efectos secundarios dañinos o perjudiciales, así como sus contraindicaciones, como los que se exigen a todo medicamento o dispositivo médico genuinos.

3. No se les exige responsabilidad por malpraxis, por daños a los pacientes o por errores diagnósticos con consecuencias graves, como se exige a los médicos y a los fabricantes de medicamentos y dispositivos médicos genuinos.

4. Todas niegan rotundamente la validez de la ciencia y de la medicina basada en el conocimiento científico (fisiología, anatomía, bioquímica, farmacología, etc.) y luchan por evitar que sus clientes acudan a los médicos y sigan tratamientos que han sido probados en el laboratorio y clínicamente.

5. Todas tienen como único sustento publicitario algunas evidencias anecdóticas cuidadosamente seleccionadas por los propios interesados (los pseudomédicos y los acaudalados fabricantes de pseudomedicamentos).

6. Ninguna ha realizado jamás una sola aportación sólida, real y relevante a la salud pública, como serían, digamos, la vacuna contra la rabia, la penicilina, la anestesia o la síntesis de la insulina.

7. Todas están actualmente empeñadas en obtener un reconocimiento por parte del estado (sin cumplir los requisitos que se exigen a los médicos, medicamentos y dispositivos médicos genuinos) con objeto de poder obtener parte del dinero de los seguros médicos privados e incluso de la seguridad social, especialmente en Europa.

8. Todas se difunden libremente, sin estar sujetas a las exigencias de publicidad no engañosa a las que está sujeto el resto de la economía.



Los grandes logros de la medicina (científica)

Durante miles de años, en todo el mundo, pese a todas las charlatanerías, curanderismos, sanaciones, terapias imaginarias, chamanismos y brujerías, la gente se moría por causa de infecciones (conocidas ahora como comunes), sin cesar, sin paliativo. Y de pronto, un medicamento obtenido mediante métodos confiables lo cambió todo.

Ese medicamento se llama Penicilina. Lo cambió todo no es cualquier cosa. Pues donde no sobrevivía nadie, sobrevivieron millones.

La historia de la enfermedad humana, de la lucha contra el dolor, se alteró radicalmente cuando Alexander Fleming identificó el principio activo del hongo penicillium, lo reprodujo en laboratorio, se determinó la dosificación adecuada y se empezó a producir industrialmente para llegar de manera accesible a millones y millones de enfermos.


De un día para otro dejaron de producirse cantidades incalculables de muertes o de dolencias prolongadas e incapacitantes. Como verdadera magia. Fleming consiguió lo que ningún charlatán de la "medicina natural" ha hecho nunca: tomar un elemento de la naturaleza, estudiarlo, conocerlo, investigarlo y convertirlo en un bien para toda la humanidad.


Lo mismo hizo Louis Pasteur cuando desarrollo la teoría de los gérmenes como causantes de la enfermedad, teoría que ha demostrado ser cierta mientras que las demás teorías son falsas (La teoría de los humores de la homeopatía, la teoría de las temperaturas del naturismo, la teoría de los doshas de la medicina ayurvédica, etc., etc., etc.). Y puso a prueba su teoría con la vacuna antirrábica (donde antes morían todos se salvaron millones).



Por supuesto, las “medicinas alternativasno inventaron ni descubrieron, entre otras muchísimas cosas:

• la anestesia

• la asepsia

• los trasplantes de órganos

• los antirretrovirales (esperanza de los sidóticos)

las vitaminas (absolutamente todas)

• la insulina

• las vacunas

• el trabajo con células madre

• la aspirina

• el demerol (analgésico que controla el dolor más terrible)

• la adrenalina (sin la cual cualquier infarto, shock o reacción anafiláctica pueden acabar en muerte)

• el litio (medicamento contra la esquizofrenia)

• el aciclovir (el mejor tratamiento contra el herpes genital)

• el albuterol (broncodilatador del que depende la vida de muchos, entre otros los asmáticos)

• la nitroglicerina (vida para muchas personas con afecciones cardiacas)

• la carbamazepina (anticonvulsivo para epilépticos)

• la ciclosporina (para evitar el rechazo en trasplantes)

• las píldoras anticonceptivas, todas

• el sildenafil (la mágica Viagra, pues)

• el somatrem (ayuda al crecimiento en niños de crecimiento atrofiado)



Éstos y otros muchos medicamentos son, para millones de personas, milagros tan grandes como fue en su momento la penicilina y como siguen siendo todos los antibióticos.


Compárese con los grandes logros de la “medicina alternativa”, que en los últimos cien años han ofrecido, como avance salvador de vidas que ha impactado favorable y dramáticamente la salud pública:

• Ninguno

• Nada

• Ni por asomo

• ¿Eh?

• No, en serio

Hay que ser bastante miserable, irresponsable y desvergonzado para dedicar la vida a decirle a las víctimas de enfermedades que esta segunda lista es más impresionante que la primera, y que la disciplina que generó la primera lista "no sirve", "es inútil", "es dañina" y similares alucinaciones, mientras que se venden milagros inexistentes basados en la segunda lista de nulidades económicamente rentables.



¿O no? (hasta aqui terminan las palabras de don Mauricio Schwarz)


Estas personas bien merecen ser llamados criminales “alternativos” al comprometer la salud de las personas con sus FRAUDES pseudo-medicinales.




Algo que molesta mucho, es que el gobierno no sólo permite que estos criminales actúen impunemente, sino que las mismas autoridades promueven esta feria de ESTAFADORES como si fuera una atracción turística más.

 
 
 Para leer más sobre los funcionarios ignorantes que dieron su Vo.Bo. a los estafadores puede hacerlo dando un clic aquí, aquí y aquí.



Y el monumento al cinismo, que es algo así como la cereza del pastel, es que los organizadores de la expo estafa cósmica, adoptan el clásico comportamiento de todos los charlatanes, me refiero al síndrome de Robin Hood.

Pues, a pesar de ser criminales, se presentan ante la sociedad como si fueran criminales filántropos, engañan pero para hacer el bien, lastiman pero lo hacen por ayudar, para eso se valen de distintas artimañas, la clásica, es decir que no cobran por sus servicios por qué “no lo hacen por negocio”, por lo que aceptan cualquier aportación voluntaria del paciente.

En este caso, fieles a la tradición, aseguran que la entrada a la expo cósmica es (hasta el nombrecito ridículo) “un kilo de ayuda” (y tal como Robin Hood) para los más necesitados.

Para así de esa manera, manipular de manera indirecta conmoviendo al publico a que si no es por amor a los estafadores, al menos visite la expo por “los más necesitados”.

 
 
Si usted tiene planeado ayudar a los más necesitados, la mejor manera de hacerlo es evitando que esta bola de estafadores se sigan enriqueciendo a costa de la incredulidad de muchos.

Un saludo para todos y por favor no se olviden de pasar la voz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada